Catalunya, fuera del FIRS

Catalunya, fuera del FIRS
Por EFE

El 26/11/2004 a las 12:30Actualizado

El comité central de la FIRS ha rechazado la inclusión de Cataluña y Gibraltar en su seno, lo que ha propiciado que su presidente, el español Isidro Oliveras de la Riva, haya presentado la dimisión, que será cubierta por el argentino Ernesto González. La

FRESNO, 26 de Noviembre.- El guión de esta ejecutiva contemplaba que la Federación Española de Patinaje pudiese defender el recurso que presentó hace meses contra la decisión provisional del propio comité ejecutivo, que en marzo aceptó a Cataluña como miembro de pleno derecho, lo que le permitió participar en el mundial 'B' de hockey patines, que finalmente ganó.

Después de la intervención de la española, que tenía que ser defendida por el abogado y vocal de esta federación, Ignacio Gonzaléz, debía intervenir la Federación Catalana, pero el comité central acordó que no deseaba escuchar a ninguna de las dos partes. Por la delegación catalana, la defensa la iba a ejercer el abogado belga Jean Louis Dupont, además del presidente de la federación territorial, Ramon Basiana.

De esta forma, si mañana existe un interés expreso por parte de la asamblea de rebatir las decisiones del comité central, el nombre de Cataluña y sus opciones de entrar en el seno de la FIRS volverían a cobrar fuerza.

ACTA DE APELACIÓN Y DIMISIONES

La primera medida ante esta decisión de rechazo por parte de la FIRS es que la delegación catalana presentará en las próximas horas un acta de apelación contra los acuerdos del comité central para que la posibilidad de aceptar a la Federación Catalana de Patinaje entre en la agenda de mañana de la asamblea.

Oliveras de la Riva ha explicado que algunos miembros de la comisión central solicitaron revisar los acuerdos suscritos en Miami y que decidieron volver a someter a votación la aceptación de Cataluña. Tras ella, que fue secreta, se impuso la mayoría (seis contra tres).

"El congreso de la FIRS podría indicar a la ejecutiva que no está de acuerdo con su decisión y, por lo tanto, anular el acuerdo de hoy. Mañana presentaré la dimisión, pero antes me despediré de las 50 federaciones que vendrán", señaló Oliveras de la Riva.

Oliveras de la Riva señaló que sus compañeros de junta le han insistido para que continúe en el cargo. "Yo ejerzo mi libertad y dimitiré mañana. Hay que ser honrado y ético. Me equivoqué mil veces en mi deporte, pero no me aferré en la poltrona; así quiero que se me recuerden", dijo.

Se disculpó ante los miembros de la Española "por haberles puesto en una situación difícil" y también tuvo un reconocimiento para la delegación de Cataluña. "Esto es solo un partido con dos tiempo y un descanso. El partido está en el descanso y va 1-0. Hay por delante la segunda parte y Cataluña tienen muchas cosas a su favor. A la larga, el mundo del deporte cambiará", sentenció. Oliveras de la Riva aseguró que no se siente "engañado" por sus socios de junta, pero recordó que de él se han dicho "muchas mentiras" y que ninguno de sus "amigos" salió en su "defensa".

¿GOLPE DE ESTADO?

Acerca de si el comité central era la instancia correcta para tratar del recurso de la Española, el dirigente español aseguró que no se trató este asunto, y cuando se le preguntó si en la reunión de la ejecutiva se había producido un golpe de estado garantizó que no había sido así.

Cuando el comité central deliberó la cuestión de Cataluña, Oliveras de la Riva se ausentó de la sala y se reunió con los dirigentes de la Española y de la Catalana por separado para informarles de que la ejecutiva había decidido que no iba a recibirles para que defendiesen sus posturas. "No me arrepiento, en absoluto, de haber jugado fuerte en este asunto. Bajo la visión deportiva, y digo deportiva para que mis amigos del COE no me abran otro expediente, la entrada de Cataluña era una inyección positiva para este deporte. Al final, el guión me ha fallado en un 98 por ciento", añadió.