Sandra Sánchez recibió el Premio Admiral 2019 en la categoría de Historia del Deporte Español, y es que aunque tira de 'modestia', la karateka de Talavera de la Reina ha ganado todo lo ganable. Explicar su palmarés es imposible, pero todavía le falta algo por ganar, porque no ha podido hacerlo. Su deporte será olímpico por primera vez en Tokio 2020 y ella tiene claro que es "lo que falta". La cita de este año será la primera ocasión para que Sandra pueda cerrar un palmarés redondo, pero también puede ser la última, ya que su deporte no ha sido incluido en el programa de París 2024. Sin perder la esperanza de un retorno en Los Ángeles 2028, Sandra no quiere pensar que su deporte será 'flor de un día': "Seguiremos luchando para volver a estar en unos Juegos, porque el Kárate es un deporte que se lo merece".

Calendario Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La número 1 del ránking mundial aprovechó la última cita de la Premier League para dar un golpe sobre la mesa, logrando la mejor puntuación de su carrera en París, 28.4 puntos con la Kata Chantanyara Kushanku: "Para mí competir allí era muy importante, tiene mucha relevancia y es donde yo empecé a competir, es una prueba muy especial", explica sobre la cita francesa Sandra. "Desde que se cerró el año 2019 hemos trabajado mucho, especialmente en mejorar el kata de la final y conseguir reflejase ese trabajo en una puntuación es un aliciente y una motivación para seguir trabajando, porque aún se puede mejorar", confiesa la karateka tremendamente ambiciosa.
Tokio 2020
Todos los deportistas españoles clasificados para Tokio 2020
HACE 18 HORAS
Y en esa mejora sólo tiene en mente la medalla olímpica, todo para lograr el metal que le falta por colgarse al cuello, "Queremos ser cabeza de serie sí o sí. Todavía queda mucho por entrenar. El trabajo viene de atrás y siempre hay cosas que se pueden añadir, no podemos quedarnos estancados aunque los resultados sean muy buenos", sentencia. Buscando mejorar lo inmejorable. Para ello, cuenta con la obsesión de su entrenador, Jesús del Moral, "es un friki y además le encanta investigar en otros deportes para añadir cosas a nuestros trabajos diarios y a nuestras rutinas. Todo para conseguir sacar un poco, aunque sea algo mínimo, que me de ventaja y que luego se vea reflejado en los resultados", analiza Sandra.
Sandra sabe que con su medalla 'se cuenta', pero sin caer en tópicos es conscientes de que en el deporte y la competición no hay nada seguro. "Hay que salir al tatami y conseguirlo, cualquier pequeño desequilibrio, un mal movimiento, algún detalle... hay que seguir trabajando para salir y competir lo mejor posible", apunta rotunda. Sin embargo, también se gusta de sentirse favorita a todo en Tokio "Es bonito que te digan que tu nivel está a la altura de conseguir medalla. Es bonito que crean en mí, pero evidentemente no doy nada por hecho".

Planeta Olímpico 1: Sandra Sánchez y Damián Quintero, el kárate, ¿dos medallas seguras?

Para lograrlo, trabajo, trabajo y más trabajo, en una cita más difícil que nunca. "Mi deporte tiene mucha tradición en Japón, allí es un lugar increíble para los amantes de las artes marciales, el ambiente, la esencia... lo tiene todo. Y aunque sé que no tendré el factor cancha a mi favor (sus dos rivales más relevantes son japonesas), esto también es un arma de doble filo para las locales. Puede añadir presión. Hay muchas cosas que parecían imposibles y se han hecho, así que hay que luchar por ello y pelear por la medalla", concluye.
Essential Stories
Dawn Fraser: Dolor y gloria eternos
AYER A LAS 07:28
Tokio 2020
PODCAST 'Planeta olímpico' | El dos sin timonel se saca la espina en Tokio
AYER A LAS 15:16