Sirve el aniversario de Joaquín para ilustrar el gran número de cuarentones e incluso deportistas que entran en los 50 en los JJOO que arrancan en Tokyo. Atletas españoles como Jesús García Bragado que con 51 años compite en la prueba de marcha con la ilusión de un chaval. Suso es una leyenda. Y a su regreso, se merecerá su habitual tiempo de estío en Toro (Zamora), su tierra, donde descansa el guerrero.
La lista de veteranos es interminable. Silvia Navarro, portera de las guerreras, lidera el balonmano femenino español con 41; igual que Laia Palau con la misma edad; Alejandro Valverde también es de 1980 y con 41 años va a por todas; sin olvidar a Pau Gasol, que alimenta el poderío de esa generación del 80. Sí, Pau también tiene 41.
Tokio 2020
¡Camarero!... La fiesta de la delegación española antes de la ceremonia inaugural
HACE 3 HORAS
Luego están los deportistas del 81. Tipos de otro mundo con 40 años. Como Raúl Entrerríos, uno de los más grandes de nuestra historia. Capitán del FC Barcelona y de la selección española de balonmano, estiró un año más el chicle para poder estar en Tokyo 2020 y despedirse a lo grande tras una carrera espectacular, repleta de valores y de sueños alcanzados.
El kárate pinta bien para España. Entra en el tatami Damián Quintero feliz con 37 años recién cumplidos. Ingeniero, un buen día una portada de Men´s Health le cambió la vida. Tal es así, que su cuerpo esculpido en la revista causó admiración y llamó la atención del patrocinio y el márketing. Su compañera Sandra Sánchez mira el podio también siendo favorita, a aus 39 años. Sandra también debe salir con el premio grande en el debut del kárate como deporte olímpico.
Una breve pincelada que ilustra el cambio de tendencia, la ampliación de la longevidad en el mundo del deporte de élite. Cumplir antes 30 años era sinónimo de atisbar el final de una trayectoria. El fin de una etapa en la vida. Pero esa raya ha saltado por los aires. De los 30 a los 40 se abre un camino sólido aún, que no sólo da dividendos, sino que también ofrece un rendimiento interesante.
CONSULTA EL HORARIO Y CALENDARIO DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS
La cuestión que se plantea es: ¿Son estos cuarentones muy buenos?. Es obvio que sí. ¿No salen jóvenes que echen la puerta abajo y desbanquen a estos mitos?. ¿Hay tanta diferencias entre unos y otros?. Eso es otra reflexión. O quizás la reflexión. Me lo cuenta a veces el doctor Antonio Escribano, médico y nutricionista de los grandes del deporte español. Los Juegos Olímpicos en Tokio serán un test para un puñado de chicos y chicas jóvenes que deben ya asomarse a los diplomas olímpicos, a estar cerca de los que ganan.
Caso contrario, tendríamos un problema. Los veteranos son auténticas leyendas. Han dado todo su esfuerzo por España, son todos ellos, gente diferente al resto de los ciudadanos. Son distintos. Son racionales, cartesianos. El reloj, el tic tac les acompaña todo el día como una obsesión. Su vida es milimetrada. Al minuto. Todo organizado. La hora de madrugar, la de estudiar, las 8 horas de dedicación diarias. Competir con orgullo, es su desafío buscando una presea. Son campeones porque su cerebro acepta unas normas estrictas y una organización interna, que luego en la vida profesional les permite ser imparables.
Genética, preparación física, nutrición, dormir mejor -en altura-, control mental, prevención de lesiones. Son argumentos que justifican esta prolongación del elixir de la eterna juventud. Silvia Navarro cree en la genética. Escribano pondera la alimentación funcional. Tener claro los alimentos que sirven para el cerebro, para el riñón, los cartílagos o el hígado.
SIGUE TODA LA ACTUALIDAD DE LOS DEPORTISTAS ESPAÑOLES
Los cuarentones llegan a Tokyo para triunfar. En forma, y llegan pletóricos porque se han cuidado al extremo. Al acabar los Juegos, les recomiendo a todos que lean 'Cuando el deporte te abandona', de Julio García Mera. Un hermoso tratado sobre el día después de la jubilación deportiva.
Cuenta Julio, ex capitán de España en futbol sala y campeón del mundo, que el deporte tiene tres edades: boy, Tarzán y el elefante. Boy, es el principiante; Tarzán, el líder, rey de la selva, el jefe de la manada; y el elefante, que camina hacia el cementerio de los paquidermos, sabiendo que es el final. Aquel que sepa dónde está el final con antelación y se prepare para el adiós tendrá mucho camino andado en el futuro.
De momento, todos salen a competir por las medallas. Son todos ambiciosos. Y seguro que tienen claro el texto de Julio para su próximo destino.
Tokio 2020
Así fue la jornada de los españoles: Castro y De Velasco se estrenan
HACE 13 HORAS
Tokio 2020
El emotivo mensaje de Carolina Marín al Equipo Olímpico Español
AYER A LAS 15:41