Sachsenring (Alemania), 13 jul (EFE).- El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) hizo de uno de sus circuitos talismán, el alemán de Sachsenring, la gran ocasión para iniciar una remontada que le permita convertirse en aspirante al título mundial, el tercero de su carrera deportiva en MotoGP.
Sus rivales lo sabían y quizás por ello fueron cautos, pero lo cierto es que Marc Márquez sólo sabe lo que es ganar en Sachsenring, en donde se impuso como piloto de 125 c.c., después hizo lo mismo en dos ocasiones en Moto2, y ahora, este fin de semana, sumó su tercer triunfo consecutivo en MotoGP y eso saliendo siempre primero en la formación de salida.
Eso datos los conocían sus rivales y aunque intentaron por todos los medios evitarlo, lo cierto es que no pudieron impedirlo de ninguna manera. La victoria del piloto de Repsol Honda fue inapelable, aunque el mismo Márquez avisó de que el triunfo no podía 'maquillar' los problemas que todavía tienen.
Gran Premio de Alemania
Rabat espera que no sea necesario volver a pasar por el quirófano
12/07/2015 A LAS 18:31
La versión 2015 de la moto campeona del mundo todavía no se adapta al pilotaje de sus propietarios y quizás por eso el equipo Repsol Honda tiene programados tres días de test en el circuito italiano de Misano Adriático, en el que van a trabajar en las modificaciones más válidas con las que afrontar la segunda parte de la temporada con las máxima garantías.
Aún así la victoria añade cierto "morbo" a la situación ya que mientras que Márquez se marchará con una sonrisa de vacaciones, la misma inquietud que a ellos les genera saber que sus problemas no se han solucionado, es la que no dejará descansar a sus rivales.
En Yamaha seguro que van a maquinar cómo hacer frente a la recuperación de las Repsol Honda en este tramo de la temporada para obtener buenos resultados en una segunda parte del campeonato que se antoja harto atractiva y disputada.
Ni Márquez ha sido antes tan malo, ni ahora es tan bueno, pero aunque él no lo quiera reconocer y diga que 65 puntos respecto a Rossi son demasiados, en su fueron interno seguro que ya piensa en encadenar una buena serie de victorias, algo que logró el año pasado en diez ocasiones de manera consecutiva.
Mucho más claras están las cosas en Moto2 y Moto3, pues ninguno de sus líderes, el francés Johann Zarco (Kalex), segundo, y el británico Danny Kent (Honda), primero, fallaron en Sachsenring.
Zarco sacó la calculadora frente a la ambición del belga Xavier Simeón, sabedor de que su gran rival, Esteve "Tito" Rabat (Kalex), marchaba por detrás, y aún fue mejor para él con el percance que sufrió el español al ser embestido por la moto del italiano Franco Morbidelli (Kalex), quien intentó un imposible y así le salió...
Danny Kent lo hizo aún mejor, demostró en entrenamientos que tenía un ritmo impresionante y sentenció en carrera con una magistral y autoritaria victoria que le permitió aumentar su ventaja en el campeonato hasta los 66 puntos respecto al italiano Enea Bastianini (Honda), que se tuvo que conformar con la tercera posición, superado incluso por Efrén Vázquez, que ya piensa en el subcampeonato.
Gran Premio de Alemania
Márquez: "El objetivo claro de este fin de semana era la victoria"
12/07/2015 A LAS 16:49
Gran Premio de Alemania
Danny Kent, suma y sigue con su hegemonía incontestable en Moto3
12/07/2015 A LAS 15:08