EFE

Hurtado y Jalyavin: "No es el final de un ciclo, es el comienzo de algo"

Hurtado y Jalyavin: "No es el final de un ciclo, es el comienzo de algo"
Por EFE

El 28/02/2018 a las 20:37Actualizado

Madrid, 28 feb (EFE).- Sara Hurtado y Kirill Jalyavin, duodécimos en la competición de danza de PyeongChang 2018, consideran que estos Juegos Olímpicos para ellos "no son, como para otros participantes, el final de un ciclo, sino el comienzo de algo, del nuevo ciclo y de los próximos Juegos".

"Ha ido todo tan rápido, hemos llegado allí y hemos hecho nuestra mejor marca, nos hemos visto tan fuertes que no vemos que se cierre una etapa. Para nosotros es el comienzo de algo, y ese algo lo natural es que sea el nuevo ciclo olímpico y los Juegos de Pekín 2022", dijo Sara Hurtado en una visita de la pareja a Efe.

"Si en dos años", el tiempo que llevan compitiendo juntos, "hemos sido capaces de hacer esto, en cuatro más no nos ponemos límites", señaló la patinadora.

Obtener un puesto destacado con tan breve trayectoria juntos ha sido posible, añadió, "gracias a todo el esfuerzo y el cariño puesto en el nuevo proyecto".

"Nuestra primera idea fue siempre darlo todo, no tomárnoslo como un hobby. Nuestro compromiso era del cien por cien y los resultados han llegado solos", comentó Hurtado, que ya participó en los Juegos de Sochi 2014 con su anterior compañero, Adrià Vega.

A mitad de ciclo, tras disolverse esa pareja, ella ya estaba pensando en la retirada. Pero tras recibir una llamada de Jalyavin, que se encontraba en igual situación, "todo comenzó a hilar".

"Solo en hacer una prueba juntos tardamos tres meses. Fueron cuatro días en Moscú en los que probamos los físicos, el 'feeling', la técnica, cómo nos entendíamos... y todo fue bien", señaló.

"Yo quería patinar con Sara", apuntó Jalyavin. "Los cambios merecían la pena. Cuando me quedé sin mi anterior pareja la mejor opción era ella. Tras la prueba decidimos seguir trabajando juntos, a ver qué pasaba, y ahora no me arrepiento de nada".

"Lo más importante es que estoy feliz, mis entrenadores lo están, mi esposa lo está. No pienso en los cambios", dijo respecto a su nueva nacionalidad española, "sino en los resultados".

La escuela rusa ha aportado a Sara Hurtado "una técnica muy sólida".

"A ellos les sale de forma natural, la colocación, el empuje, los filos, y yo soy autodidacta, salí de la nada con Adrià. Pero el aprendizaje ha sido recíproco porque Kirill también ha aprendido conmigo a mirar las cosas desde otra perspectiva, con otro estilo y otras formas", dijo la olímpica madrileña.

Con el nuevo ciclo, nuevos patines -"me siento como una principiante, aún los estoy domando, pero llevaba dos años sin cambiarlos"- y nuevos programas. Por decisión federativa, el bailen corto será necesariamente un tango.

"Me encanta el tango", aseguró Jalyavin. "No recuerdo cuándo fue la última vez que lo hice en un programa, quizá en la etapa de júnior, pero encuentro muy interesante el ritmo, los cambios de posición, los movimientos".

Para el programa largo ya están buscando "esa música que enseguida notas que te enciende el fuego", apuntó Sara Hurtado.

"Solo así podemos vivirla y expresarnos mucho mejor", advirtió.

En septiembre presentarán sus nuevos programas, a la espera de, gracias a sus resultados, ser invitados a las citas del próximo Grand Prix, donde se reúnen los patinadores de élite.

0
0