España ha dejado una buena imagen en Río de Janeiro en rugby. Las chicas, que comenzaron impresionadas por el evento y su protagonismo en un primer partido del torneo ante una Francia muy superior (7-24), se fueron soltando con el paso de los partidos. Cierto es que se cayeron muchas pelotas y se fallaron más placajes de los recomendables en los duelos ante las galas y las neozelandesas (5-31). Australia nos alejó del sueño de pelear por una medalla (0-24), una quimera que no entraba en los cálculos. Pero el triunfo en el grupo ante Kenia (19-10) permitió lograr el objetivo, ese diploma olímpico que asegura la viabilidad económica de la sección femenina de 7 en los próximos cuatro años. Las Leonas disfrutan ahora del mejor panorama desde que emprendieron este ilusionante proyecto. Los partidos ante Francia (12-20), mucho mejor jugado, con el equipo más suelto y más atrevido, y una brillante despedida en el que se vio disfrutar a las Leonas ante Fiyi, logrando la séptima plaza con una convincente victoria (21-0).
Si las Leonas dejaron a España séptima, los chicos hicieron lo que debían: olvidarse de la clasificación y centrarse en los partidos para aprender y disfrutar. Con un grupo infernal junto a Sudáfrica, Australia y Francia, la Familia pagó la novatada ante los Blitz Bokke al quedarse con un rosco (0-24). Sin embargo, en el segundo partido, ante los wallabies, dejó la impronta de un equipo valiente, atrevido con la pelota y solidario sin ella. Dos ensayos ante los australianos (12-26) y otro ante Francia (5-26) fue el botín en el grupo. En las finales de consolación España logró una sobresaliente victoria ante Kenia, ganador de una de las Series Mundiales, lo que demuestra su potencial. Ver el arrojo de los españoles en los puntos de encuentro ante los descomunales africanos evidenció el compromiso de esta selección que ganó ese partido (14-12) y luego compitió ante los estadounidenses para caer (12-24) y quedar décimos.
En resumen, dos equipos, cinco partidos cada uno, tres victorias (dos ante Kenia y una ante Fiyi) y un solo rosco por selección. España cerró su participación con un notable, dando al mundo la imagen de un país con más nivel técnico y táctico que físico. Un diploma, lo que significa una beca y un dolor de cabeza menos para la Federación, y el adiós de muchos jugadores y jugadoras que se han dejado la vida en los últimos diez años para convertir este sueño en una realidad.
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Tokio 2020 - France vs China - Rugby 7 – Momentos destacados de los Juegos Olímpicos
30/07/2021 A LAS 15:27

Rugby español.

Fuente de la imagen: Eurosport

Horas después del torneo se hacía público la marcha de Tiki Inchausti de la selección masculina, al despedirse en las redes sociales. Tiki ya había informado antes del Preolímpico en Mónaco que lo dejaría al final de esta aventura, y afortunadamente la aventura llegó hasta Río. Se merece haber disfrutado de esta experiencia por todo lo que ha peleado por el Rugby 7 en este país contra viento y marea, contra presidentes de federaciones descreídos como Mandado, contra la firme oposición de otros como Cancho, y con la colaboración postrera de Feijoo para tratar de llegar a Río. Gracias Tiki. Le sustituirá, si no hay cambio de planes a última hora, Pablo Feijoo, que cuelgas las botas y ha sido señalado por todos como el hombre idóneo para suceder a Inchausti. Él se encargará de renovar una selección en la que se van con honores Iggy, Sempere, Tudela y él mismo.
En el de chicas la situación está en el aire. Aún no se sabe si seguirá el hombre clave en el éxito de esta selección, José Antonio Barrio Yunque. El del CRC supo poner paz y estabilizar el ambiente en el grupo y encauzar el trabajo con un calendario de puesta a punto que llegaba a su punto álgido en el Preolímpico. Y el equipo funcionó física, táctica y humanamente a la perfección entonces. A Río no han llegado en el mejor punto de forma, pero se entiende porque el objetivo era Dublín. Y hacerlo una semana después de la gesta de los chicos puso mucha presión en el grupo. Yunque está convencido de seguir siempre que el proyecto crezca y se construya una estructura que llegue a más jugadoras y a todas las realidades del rugby femenino. Y entre las opciones que se han barajado si no se queda, se ha hablado de una sucesora del grupo de Río, como en el caso de Pablo. Será la Federación quien confirme la decisión.
Se cierra un hito histórico para nuestro rugby. Especialmente para los que lo han vivido. Ahora le toca a la Federación salir a 'vender' ese rugby español valiente y atrevido llamando a todas las puertas que haga falta para que en Tokio repitan Leones y Leonas. Ellas se han asegurado una beca que les allanará el angosto camino hacia los Juegos. A ellos les tocará sortear más obstáculos, librar la falta de recursos y la difícil convivencia con el sueño del Mundial de XV en 2019, que centrará los esfuerzos de la Federación. Pichot dejó un mensaje en el Summit organizado por Kreab en Madrid: "No se dejen deslumbrar por los focos de los JJOO, sin una estructura de base, el rugby español tendrá más pasado que futuro". Así que toca trabajar por abajo para que en Tokio vuelvan a escuchar los rugidos de los Leones y Leonas del rugby español.
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Tokio 2020 - Fiji vs Australia - Rugby 7 – Momentos destacados de los Juegos Olímpicos
30/07/2021 A LAS 14:58
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Tokio 2020 - Great Britain vs USA - Rugby 7 – Momentos destacados de los Juegos Olímpicos
30/07/2021 A LAS 14:50