El árbitro se reunió con los capitanes porque no había visto la jugada, aunque sabía que algo pasado. Y entonces Enrique, del XV de Hortaleza Rugby le dijo, ante la sorpresa de Cristo, el rival: "Señor, tiene usted que expulsar a mi compañero. Lo que ha hecho no ha estado bien". Enrique se refería a un lance en el que un jugador de su equipo se había tomado la justicia por su mano, golpeando a un adversario como respuesta a un placaje que entendió que era retardado.

El colegiado agradeció el gesto de Enrique, llamó al jugador en cuestión y le enseñó la tarjeta amarilla, enviándole diez minutos al sin bin para enfriar los ánimos. Cristo reunió a su equipo, el Club de Rugby Tres Cantos, y fue muy explícito "Nos acaban de dar una lección que no olvidaremos tíos. Su capitán ha pedido que enseñase la amarilla a su compañero, porque el árbitro no ha visto el golpe que le ha dado a Dani". Se hizo el silencio y varios miembros del equipo visitante se acercaron al capitán de Hortaleza a agradecerle el gesto.

Rugby
19-13: El VRAC suma su cuarta Copa Ibérica consecutiva
27/12/2020 A LAS 14:45

El partido medía a dos equipos instalados en el fondo de la tabla de la 3ª Regional madrileña de Rugby. Un partido incómodo ante un rival directo de esos en los que solo vale ganar. Ambos equipos saltaban al campo con lo justo y los banquillos casi desiertos. El equipo 'verde' de Hortaleza trataba de imponer su juego de delantera y los palomos, como se conoce al equipo B de los tricantinos, defendían a pie de ruck tratando de recuperar la bola para salir a jugar afuera. El partido transcurría con mucha igualdad en el campo y en el marcador (5-5), lo que convirtió el gesto de Enrique en más relevante si cabe. Pero Enrique Castro, veterano medio melé local, entendió que ganar no lo es todo y antepuso el espíritu que Hortaleza trata de enseñar a sus jugadores.

Hortaleza Rugby

Fuente de la imagen: Eurosport

El partido concluyó con victoria de Tres Cantos (5-27) tras la cual compartieron unas sabrosas lentejas regadas convenientemente con cervezas en el tercer tiempo que organizó el equipo de Hortaleza. Todo podía haber quedado ahí. Sin embargo, a la conclusión de ese partido se disputó un interesante encuentro entre el equipo A de Hortaleza, el que denominan negro, y el CRC Pozuelo B. Los locales son líderes en la 1ª regional y aspiran a conseguir un ansiado ascenso a División de Honor B. Y lo pretenden hacer con jugadores de la casa, sin 'refuerzos' externos.

El choque empezó mal para los locales, que vieron cómo los de Pozuelo se ponían arriba en el marcador (0-17). Hortaleza cerró filas, subió la intensidad y comenzó a producir más juego acercándose en el marcador. Devolvieron el parcial a los visitantes y en un momento dado encadenaron una jugada que terminó con un ensayo de Hortaleza. Un posado que colocaba a los locales por delante. Pero en ese momento Francisco, apertura de Hortaleza, se acercó al árbitro, Sam Jones, y le apuntó: "Señor, hemos pisado la línea lateral en la jugada. No debería subir el ensayo al marcador". El colegiado agradeció el gesto y señaló la touch tras el apunte del jugador de Hortaleza. Pese a no sumar esos puntos, los locales terminaron completando la remontada para ganar al CRC (36-24) y mantener el liderato en la clasificación.

Más allá de la victoria de su equipo negro o de la derrota del verde, Hortaleza demostró ser un club ejemplar por los valores que imprime a sus jugadores, sean de la categoría que sean o de la edad que fuese, y sobre todo por el comportamiento de estos. No extraña que se trate del equipo con más fichas del rugby en España. Un deporte donde afortunadamente siguen ocurriendo cosas como estas. ¡Felicidades Hortaleza!

Rugby Hortaleza

Fuente de la imagen: Eurosport

Rugby
Inglaterra se salva sobre la campana y gana el título en la prórroga
06/12/2020 A LAS 17:31
Rugby
16-16. Los Pumas tiran de orgullo y empatan con los Wallabies
05/12/2020 A LAS 13:05