Eurosport

Blog De la Calle: El tractor del VRAC y la melé de Ferraz

Blog De la Calle: El tractor del VRAC y la melé de Ferraz

El 28/05/2017 a las 21:01Actualizada El 28/05/2017 a las 22:59

El Quesos ganó la Liga con justicia arrasando en el scrum y el rugby español llega a una encrucijada: ¿empujar por el bien común o por el beneficio propio?

(Fotografía: Domingo Torres)

El VRAC Quesos Entrepinares conquistó la Liga en un partido tenso, duro y cerrado. El tractor quesero laminó a la delantera de SilversStorm El Salvador al estilo chamizo: muchas fases de delantera, dominio de las fases estáticas y desgaste del paquete adversario. Diego Merino, que en la sala de prensa advertía acertadamente que “es muy difícil jugarse toda la temporada en un partido”, ha logrado llegar al punto definitivo de la temporada con su equipo perfectamente cocinado. Si durante el año veía cómo Alcobendas le echaba de la Copa y el Chami le ganaba los dos partidos de liga, en las semifinales y las final el VRAC fue inaccesible para ambos. En el primero, el choque con más nivel de contacto del rugby español en mucho tiempo, los queseros destrozaron a los madrileños en el pasillo lateral. Y en la final la clave estuvo en la otra fase estática, la melé.

Jody Allen fue el hombre que marcó las primeras melés. Su potencia e impaciencia alternaban en el scrum ante un Gabi Fernández superado. Además, el Quesos llevó el partido a campo rival, así que Griffiths comenzó a sacar brillo a su pierna izquierda. Falló el primero, esquinado y lejano, delatando que la idea era clara: sumar desde y cómo fuera. El Chami se sacudió el dominio a mitad de la primera parte, pero fue el único momento en que tuvo algo de posesión. Y un inoportuno avant de Juan Ramos impidió que computase un ensayo chamizo.

La segunda parte fue una lenta agonía para los de Juan Carlos Pérez. Merino comenzó a sacar rédito a su fondo de banquillo con la salida temprana de Tuco, que castigó más aún a Fernández. Gas seguía sumando en el marcador, mientras Graaf se metía en guerras que no llevaban a ningún lado y le sacaban del partido. Al final merecido triunfo quesero, que hizo valer su extensa plantilla y su presupuesto, el mayor de la categoría. Ya se habla de fichajes para el año que tiene y entre ellos se da por hecho la llegada de un joven apertura internacional al Vrac, un refuerzo en primera línea y un segunda que viste la camiseta del león.

Preguntado Merino por su intención de jugar en Europa como ha hecho El Salvador este año (34 partidos por 26 del Vrac), el técnico fue claro. “A mi me piden pelear por los títulos domésticos. Veremos la planificación y la plantilla para ver si nos interesa participar en Europa”. Traducido al castellano, no hay mucho interés en la orilla azul de Pucela, donde ya se trabaja para reforzar al equipo campeón.

Acaba una temporada en la que Eurosport abrió su ventana a un rugby español desorganizado y cainita. El rugby vive un boom en nuestros país y sería recomendables que clubes y Federación aparcasen su guerra y dejasen a un lado las cuentas pendientes entre ellos para ofrecer un buen producto a la televisión, donde el trabajo de los profesionales que se acercan al rugby español, pueda revalorizar el valor de la imagen de este deporte y de los clubes. Monetizar la ejemplaridad y esos valores con los que se nos llena la boca, pero que brillan por su ausencia cuando toca sentarse a negociar en nombre del bien común y no del beneficio propio. El rugby se encuentra en una encrucijada. Los 3.000 jugadores de 6 a 12 años que han participado en Pozuelo (¡felicidades CRC por pensar en grande!) exigen un rugby mejor para las generaciones que vienen empujando. Parece buen momento para darnos la mano, olvidar las cuentas pendientes y trabajar como una melé. Como la melé del Vrac que ha vuelto a evidenciar lo que todos sabemos: NO SCRUM, NO WIN. Le toca a Ferraz liderar la melé o echarse a un lado y dejar a los clubes empujar fuerte. ¡Felicidades queseros!

Ficha de la final:

SilverStorm El Salvador: Gabi Fernández, Dani Marrón, Leandro Wozniak, Víctor Sánchez, Michael Walker-Fitton, Matt Foulds, Gonzalo Núñez, Joe Mamea; Juan Ramos, Hansie Graaff, Alejandro Sánchez de la Rosa, Tom Pearce, Raphaël Blanco, Alberto Díaz y Sampie Mastriet.

También jugaron: Guillermo Villagrá, Manu Serrano, Fernando G. Altés, Gerardo de la Llana, Jaime Mata, Antoine Sánchez, Pablo Reneses y Matt Smith.

VRAC Quesos Entrepinares: Pita Anae Ah Sue, Pablo Miejimolle,Jody Allen, Kalokalo Gavidi, Jacobus Ferdinand, José Basso, Matthew Axtens, Nathan Paila; Pablo Gil, Álvaro Ferrández, Guillermo Mateu, Gareth Griffiths, Alejandro Alonso, Federico Castiglioni y John Wessel-Bell.

También jugaron: Alberto Blanco, Pablo César Gutiérrez, Iván Espeso, Daniel Stohr, Álvaro Abril, Alejandro G. Muller, Va’a Mailei y Steven Barnes.

Anotaciones: 0-3 (min. 10) Golpe de castigo de Griffiths. 3-3 (min. 27) Golpe de castigo de Graaff. 3-6 (min. 40+2) Golpe de castigo de Griffiths. 3-9 (min. 47) Golpe de castigo de Griffiths. 3-12 (min. 61) Golpe de castigo de Griffiths. 6-12 (min. 62) Golpe de castigo de Graaff. 6-15 (min. 68) Golpe de castigo de Griffiths.

Árbitro: Sr. Atorrasagasti (comité vasco). Mostró tarjeta amarilla a Kalokalo Gavidi por parte del VRAC Quesos Entrepinares.

Incidencias: Lleno absoluto en Pepe Rojo, con más de 4.500 espectadores en las gradas, en una tarde calurosa pero con cielo cubierto. Se guardó un minuto por el jugador del CRAP Wilito.

0
0