"David está muy molesto," comentó su jefe de equipo Christophe Guyot. "No sabe como ocurrió la caída. Es consciente de que si se pierde varias carreras luego será mas difícl todo", asegura.
Los doctores recomiendan un mes de reposo, por lo que al menos se perderá los grandes premios de Qatar y Australia, los días 25 de febrero y 5 de marzo, respectivamente. David planea estar preparado para las 24 horas de Le Mans, del 22-23 de abril. Probablemente competirá de nuevo en el Mundial de Supersport con su R6 en Monza, el 7 de mayo.