Hay que ser justos con Roger Federer. Más allá de su talento, sus números y su legado, no debemos olvidar que el suizo está a un suspiro de cumplir 40 años, una edad insostenible para practicar deporte de alta competición. Si me lo permiten, una edad donde lo más natural es estar en casa, disfrutando de la familia. No es el caso del campeón de 20 Grand Slam, que todavía encuentra motivación en recorrer los mejores estadios del circuito, aunque esto no es sinónimo de triunfo. Ayer, en su octavo partido de la temporada, tocó perder ante Felix-Auger Aliassime en octavos de final del ATP 500 de Halle. Un encuentro que arrancó bien para el helvético, se empezó a torcer y terminó en tragedia.
Pero la noticia no solo estuvo en el marcador. Como intentaba decir en el párrafo anterior, hay que ser justos con una persona que, simplemente por un factor natural, parte con desventaja respecto al resto. Si a la edad le sumamos dos operaciones recientes de rodilla y más de un año totalmente parado, no esperemos ahora verle bailando en la cancha como si nada hubiera pasado. Perder es algo normal a estas alturas, lo que no es normal es ver a Federer totalmente desangelado en la silla, deambulando sobre la pista, regalando 15 pelotas de break a su rival (récord personal en su carrera en un partido sobre hierba al mejor de tres sets) y perdiendo la sonrisa por completo de su rostro. Transmitía una emoción tan privada como preocupante, así que todo el mundo se quedó haciendo guardia en redes sociales para escuchar su versión sobre lo ocurrido. Dos horas más tarde, por fin tuvimos respuesta.
Sentí que necesitaba tiempo para digerir el tercer set, quedé bastante desencantado por cómo acabó el partido, algo similar a lo que me ocurrió en Ginebra. No estaba seguro de qué debía decir en estos momentos. He recopilado bastante información sobre mis partidos de la semana pasada, las tres victorias que tuve en Roland Garros, y he llegado a la conclusión de que cambiar de superficie no está siendo nada fácil. Aparte de esto, Aliassime es un gran jugador y hoy jugó mejor que yo
Tenis
Una subasta de objetos de Federer recauda casi 4 millones de euros
14/07/2021 A LAS 19:14
Una respuesta fría, directa, con el análisis justo del actual número 8 mundial después de caer, por primera vez en sus 18 participaciones en Halle, antes de los cuartos de final. Eran tan pocas las ganas de hablar de Roger que prefirió no atender a preguntas que no fueran en inglés, pese a tener un perfecto alemán.
Lo que es evidente es que, a día de hoy, tiene un problema físico muy complicado de resolver, ahí es donde empiezan todos sus problemas. Pese a que fue él mismo quien marcó los plazos de su regreso, el sentimiento que despierta al verle en pista es que todavía no está ni a un 60% de su potencial. Por hacer un balance de su encuentros este año, diremos que Federer ha ganado a Dan Evans, Denis Istomin, Marin Cilic, Dominik Koepfer e Ilya Ivashka; por otro lado, ha sido derrotado por Nikoloz Basilashvili, Pablo Andújar y este miércoles, en su primer duelo ante un top25 del presente calendario, ante Felix-Auger Aliassime. Pero volvemos a lo mismo, que no nos preocupe verle perder partidos. Lo realmente alarmante es verle cabizbajo, desganado, sin disfrutar de la competición.
“No fue una buena actitud por mi parte”, se atrevió a tirar el propio Roger en rueda de prensa, sabiendo que todo el mundo se había percatado de su bajón en el tercer set. "Me sentí decepcionado por la forma en la que me sentí en pista, por cómo iban yendo las cosas, de ver que no estoy teniendo un buen rendimiento. Creo que todas la dificultades que estoy teniendo en el regreso me han podido un poco, me cuesta aceptar todo lo que tengo que empujar en cada punto para hacer que las cosas ocurran. Hoy me di cuenta que no sería mi día, que no había nada que pudiera hacer. Empecé a estar realmente negativo dentro de la pista y no es así cómo soy normalmente, no es algo que me ponga feliz y orgulloso”, compartió el ex número 1 mundial.
Lección aprendida
Parece difícil pensar en Roger Federer haciendo algo grande en Wimbledon, el torneo que ha señalado como el gran objetivo de 2021. De hecho, él mismo dijo que necesitaría llegar con diez partidos en las piernas para tener el rodaje y la confianza necesaria, dos más de los que ha podido finalmente cubrir. Más allá de sus derrotas, incluso más allá de su nivel de juego, ahora lo más urgente parece estar en el talante del suizo, en si está dispuesto a pagar todos los peajes hasta llegar al lugar con el que sueña
Si miras los 1.500 partidos que he jugado en mi carrera, estas cosas pueden ocurrir. Ahora sé que no me volverá a ocurrir la próxima vez que esté en pista. Por eso me quise tomar mi tiempo en salir a prensa, para entender por qué me sentía así. Cuando hablé con mi entrenador me di cuenta de todo. Ahora necesito estar positivo y mirar elpróximo objetivo, que es Wimbledon

Pasando Bolas (Día 8): Federer dice adiós y Badosa hace historia

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Tenis | Roger Federer confirma su baja para Tokio
13/07/2021 A LAS 16:47
Tenis
Los números hablan por Novak Djokovic
13/07/2021 A LAS 10:57