No lo decimos nosotros, el propio ‘Feli’ así se mostraba en la rueda de prensa posterior a su machada en Londres, “ha sido la mejor semana de mi vida” y es que había ganado en un solo día el título en individuales y en dobles completando un hito que no se daba dentro del circuito de la ATP desde 1979, cuando Marty Riessen hizo lo propio con 37 años en Lafayette. Pero más haya de los dos trofeos, el halo de épica que ha rodeado al español durante su estancia en Queen’s es de los que hacen al aficionado engancharse a un deporte que, aunque a veces no lo parezca por el dominio continuado del ‘Big Three’, permite los cuentos de hada. Pero vamos por partes.
Feliciano López no vivía su mejor momento, pero llegaba a la superficie que le había dado grandes tardes de gloria en el pasado. De buen agrado recibía la invitación para disputar el torneo de Queen´s donde había sido finalista en 2014, pero, sobre todo, donde había levantado el título en 2017 a sus 35 años, superando en una final también digna para el recuerdo a Marin Cilic. Esa memoria era la que debía tener en mente para afrontar su desembarco al verde, pero no le colocaba entre los favoritos a la victoria. Lo que le terminó de poner en el centro de toda la atención mediática fue el anuncio de que iba a jugar el torneo de dobles junto a Andy Murray, en la primera aparición del escocés en su vuelta a la competición tras el anuncio de su retirada en Australia y tras pasar por el quirófano para intentar solucionar sus problemas en la cadera.
ATP Queen's
Galería: Feliciano se corona en Queen's conquistando individual y dobles junto a Murray
23/06/2019 A LAS 21:35
A priori no parecía que fuera a pasar nada fuera de la noticia de que Murray volvía a las pistas y lo hacía con Feliciano, para alegría de su madre, siempre fiel seguidora del toledano en redes sociales, pero conforme fueron pasando los días la épica inundó el verde de Londres hasta que el domingo llegó el desenlace para la historia. El español se crecía en su elemento convirtiéndose en el jugador temible que te hace sufrir con su servicio y que usa su revés de forma magistral sobre la hierba. Todo un especialista que pasaba rondas, no sin sufrimiento para plantarse en la gran final. Mención especial tiene la jornada de semifinales donde tras superar al joven Félix Auger-Aliassime, conseguía cerrar dos partidos consecutivos de dobles junto a Murray, lo que les metía también en la lucha por el título. El público abarrotaba las gradas de sus duelos junto al escocés y vibraba ante un domingo que prometía con ser histórico y así fue.

Feliciano López y Andy Murray, campeones de dobles en Queen's

Fuente de la imagen: Getty Images

Primero ‘Feli’ se ponía el mono de trabajo para sumar su segundo título en Queen’s frente a Gilles Simon en una final ni mucho menos sencilla, pero lejos de poder disfrutar de la merecida victoria, que dos años después le devolvía a la senda del triunfo en la ATP, permitiéndole llegar pleno de confianza al Grand Slam donde mejor se ha desenvuelto en su carrera, Wimbledon, todavía le quedaba la final de dobles junto a Andy Murray. A decir verdad, el público quizás esperaba este segundo duelo con más insistencia que el partido individual y es que había muchas ganas en el Reino Unido de disfrutar nuevamente de uno de sus mejores jugadores de la historia. Sus rivales, el estadounidense Rajeev Ram y el británico Joe Salisbury, aunque la dupla hispano-escocesa ya había debajo fuera a parejas tan potentes como Farah/Cabal o Kontinen/Peers, siempre instaladas entre las mejores del mundo.
Como no podía ser de otra manera para cerrar un domingo de ensueño, un servicio de Andy Murray cuyo resto posterior de Salisbury se marchó fuera le dio a Feliciano su segundo título del día. Estaba completamente exhausto tras más de 15 horas sobre la pista en tan solo una semana, pero había conseguido entrar en la historia con un doblete que en Queen’s no se vivía desde que lo hiciera Mark Philippousis en 1997. Por el camino también recibía una invitación para jugar el cuadro principal de Wimbledon y se metía de lleno nuevamente en el top-100, de donde había salido por primera vez en 17 años, para colocarse en el puesto 53. Una semana de auténtico superhéroe porque en Queen’s la capa roja la llevó Superlópez.
ATP Queen's
ATP Queen's 2019, F. López-G. Simon: De invitado a campeón (6-2, 6-7 (4) y 7-6 -2-)
23/06/2019 A LAS 12:16
ATP Queen's
ATP Queen's, Félix Auger-Aliassime-Feliciano López: Una final dos años después (7-6 -3-, 3-6 y 4-6)
22/06/2019 A LAS 14:06