Redacción deportes, 27 ene (EFE).- La española Carla Suárez, diagnosticada de un linfoma de Hodgkin en agosto de 2020, aseguró que no tiene miedo a la enfermedad porque está "en las mejores manos".
En el marco de la campaña #SEHHContigo, en la que participa de manera desinteresada para dar a conocer el cáncer de la sangre y poner en valor al hematólogo, Carla Suárez habló de su enfermedad: "No tengo miedo porque sé que estoy en las mejores manos. Nunca me he rendido y mi hematólogo tampoco".
La tenista explicó que "en España hay cerca de 2.800 hematólogos que luchan diariamente por acabar con el cáncer de la sangre" y hacer que los pacientes vivan "más y mejor".
Tokio 2020 Doble Masculino
Davidovich y Carreño defenderán en Tokio el oro de Nadal y Marc López
HACE UNA HORA
Carla Suárez, de 31 años, fue diagnosticada de un linfoma de Hodgkin en agosto de 2020 y ha estado en tratamiento con quimioterapia durante los últimos seis meses.
Desde su posición, la tenista ha decidido participar en una campaña de sensibilización social promovida por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) con el apoyo de la Asociación Española Contra el Cáncer, para "afrontar el desconocimiento que hay en torno al cáncer de la sangre y poner en valor al hematólogo como el especialista que lo investiga, diagnostica y trata".
El elemento central de la campaña #SEHHContigo es un vídeo en el que un familiar y tres pacientes con cáncer de la sangre ofrecen un breve testimonio sobre su experiencia personal con la enfermedad. La última paciente que aparece es la tenista española Carla Suárez.
"Es un verdadero honor poder contar con el apoyo de una persona de la relevancia de Carla Suárez. Es admirable la labor que ha hecho y sigue haciendo en favor de la lucha contra el cáncer. No todo el mundo se atreve a hacer pública su enfermedad, contribuyendo a reducir su estigma y a transmitir un mensaje positivo a la sociedad, al mostrar su recuperación. Esto es precisamente lo que queremos hacer llegar a la población con nuestra campaña", dijo el presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), Ramón García Sanz.
Las hemopatías malignas, en su conjunto, ocupan el tercer puesto en la clasificación general del cáncer, por detrás de los procesos malignos de pulmón y mama. Aunque hay identificados más de una decena de cánceres de la sangre, los linfomas, las leucemias y los mielomas son los más frecuentes, con una incidencia anual estimada de 10.000, 6.000 y 3.000 casos respectivamente, según datos de la Red Española de Registros de Cáncer.
En cuanto a la prevalencia, se estima que en España podría haber 23.000, 16.000 y 25.000 pacientes con linfoma, leucemia y mieloma múltiple, respectivamente.
Tenis
La victoria del mañana
HACE 8 HORAS
Tenis
Djokovic vende su apartamento de Miami por seis millones de dólares
18/06/2021 A LAS 19:15