Redacción deportes, 13 ene (EFE).- La clasificación de la británica Fran Jones para la fase final del Abierto de Australia ha dado a conocer su historia de superación: la tenista nació con displasia ectodérmica por electrodactilia, un síndrome poco común que provocó que sus manos y pies se desarrollaran de forma anormal.

Jones tiene tres dedos en el pie derecho, cuatro en el izquierdo y tres dedos y un pulgar en cada mano. Pero, a sus 20 años, está dispuesta a que sea su juego y no su enfermedad la que la defina.

Open de Australia Femenino
Se crea un tercer torneo WTA y se retrasa un día la Copa ATP
HACE 13 MINUTOS

La británica confía, con su propio ejemplo, en cambiar la perspectiva de las personas sobre lo que se puede lograr en la vida. Ella ha roto ya todos los prejuicios clasificándose para la fase final del Gran Slam australiano.

En la fase de clasificación, disputada en Dubai, venció a la rumana Monica Niculescu (6-3 y 6-2), a la croata Jana Fett (7-6, 2-6 y 6-1) y a la china Jing Lu (6-0 y 6-1), protagonizando una bonita historia de superación para alcanzar la élite del tenis, en contra incluso de la opinión de los médicos.

Le dijeron que con solo tres dedos y un pulgar en cada mano no podría jugar a tenis. Fran Jones está demostrando, sin embargo, que estaban equivocados. Será una de las contendientes en el 'major' australiano.

Tenis
La Asociación Argentina de Tenis pide a Australia revisar la actitud con los tenistas confinados
AYER A LAS 02:11
Australian Open
Strycova se desata bailando para no aburrirse con el trabajo de cardio
AYER A LAS 16:47