Eurosport

Kyrgios dice adiós a Miami con otro show: tweener, Gran Willy, bottle flip challenge y broma al juez

Kyrgios dice adiós a Miami con otro show: tweener, Gran Willy, bottle flip challenge y broma al juez
Por Eurosport

El 26/03/2019 a las 21:33Actualizado El 26/03/2019 a las 21:40

El tenista australiano Nick Kyrgios fue eliminado por Borna Coric en octavos de final del Miami Open. El polémico jugador volvió a causar sensación con sus acciones deportivas y extradeportivas. Comenzó el torneo asegurando que no tenía que respetar a los grandes (Nadal), prosiguió con un saque a cuchara ante Lajovic y lo terminó con un auténtico show.

Nick Kyrgios se despidió de Miami con todo un recital de ocurrencias. En su encuentro ante Coric comenzó ganando, pero el croata le remontó la primera manga en contra para acabar ganando 4-6, 6-3 y 6-2.

El australiano se debía estar aburriendo mucho en la pista, con lo que se puso a intentar el conocido como 'bottle flip challenge' o reto de la botella, que consiste en lanzar una botella para que caiga de pie.

No solo en lo extradeportivo dio espectáculo. Deportivamente dejó dos jugadas de mucho nivel. La primera un golpe por debajo de las piernas o tweener que finalizó con una buena volea cruzada.

El punto del torneo

El segundo puntazo fue antológico. En un intercambio en la red devolvió una volea sin mirar, como hacia Ronaldinho, y cuando tuvo que continuar la jugada tuvo que usar el recurso del Gran Willy (golpear por debajo de las piernas) para llevarse el punto ante la incredulidad de todo el público.

Los espectadores estaban volcado con Kyrgios, pues anteriormente, había destrozado una raqueta y tuvo el detalle de regalársela a un espectador. Cuando el juez de silla le sancionó por su comportamiento el australiano le dijo que estaba "doblando la raqueta" para el seguidor, según cuenta el periodista especializado Tumaini Carayol.

En los primeros días también cargó contra un juez de silla en dobles. Posteriormente aseguró, en clara referencia a Nadal y su reciente polémica con el español: "No voy a respetar a alguien sólo por golpear una pelota por encima de la red, eso no es suficiente para que yo le respete".