Dos viejos amigos, dos miembros de la Armada española en Copa Davis, dos tenistas que se han enfrentado hasta la fecha en trece ocasiones (con un 9-4 a favor de Nadal), pero que llevan sin cruzar sus caminos dentro del circuito de la ATP, desde que Feliciano López venciera al manacorí en los octavos de final del Masters 1.000 de Cincinnati, allá por 2015. Mucho ha llovido desde entonces, sin embargo, será el toledano el que defienda una racha de dos triunfos consecutivos.
Nadal regresa semanas después a París, donde levantó nuevamente la Copa de los Mosqueteros, con un reto de los pocos que le quedan por alcanzar en una carrera de ensueño, un título que se le resiste desde que en el año 2003 participara por primera vez en la fase previa. Parece imposible decir esta frase en referencia al balear, pero a pesar de que ha estado presente hasta en ocho ocasiones, quizás el torneo de esta categoría donde menos ha participado, nunca ha conseguido ganar y solamente puede decir que ha llegado en una ocasión a la gran final, en 2007, donde cayó con claridad ante David Nalbandián.
El calendario y el desgaste de un Nadal, que siempre ha tenido que lidiar con las lesiones a lo largo de su carrera, marcaban sus presencias a cuentagotas en París-Bercy, donde este año parte como el principal cabeza de serie tras la ausencia ya confirmada de un Novak Djokovic, que cerrará el año como número uno del mundo, a pesar de la mala imagen que dejó ante Lorenzo Sonego en los cuartos de final del torneo ATP de Viena. Pero en tiempos de COVID19, la poca acumulación de partidos de Rafa suma a su favor en un 2020 donde, según sus propias palabras, "a nivel de juego estoy más preparado que antes en estas superficies".
Tenis
Nadal y la dolorosa recuperación de su lesión: “Voy a luchar para volver a hacerlo”
15/09/2021 A LAS 10:04
El año pasado el balear se retiraba por una rotura abdominal sin poder disputar su duelo de semifinales ante Denis Shapovalov, en 2018 ni siquiera disputaba el torneo, mientras que en 2017 era la rodilla la que impedía que Nadal disputara el partido que le iba a medir a Filip Krajinovic en cuartos de final. “Llegaba al límite de fuerzas”, reconocía en la rueda de prensa previa a la presente edición Rafa, que probablemente llegue de la mejor manera de su carrera al último Masters 1.000 de la temporada, un título que sigue resistiéndose con el paso de los años.
Sin opciones de alcanzar a Djokovic en la carrera como el número uno, la misión de Nadal en París sigue siendo la de siempre, ganar, aunque con el aliciente de poner una pica en territorio desconocido para él hasta la fecha. Un final de temporada más extraña que nunca que quién sabe, ¿servirá para que Nadal rompa su maleficio? Contra Feliciano López, director del Mutua Madrid Open, tendrá el primer peldaño del cuadro para conseguir que eso ocurra.
Tenis
El Nadal más 'entrenador', así se ve a Rafa en el tráiler del documental de la Academia
07/09/2021 A LAS 10:39
US Open Masculino
Las barreras que rompió Alcaraz con su recital ante Tsitsipas
04/09/2021 A LAS 00:32