La temporada no comenzó de la mejor manera posible para un Rafa Nadal, que tuvo que ausentarse de la ATP Cup por unos problemas de espalda en enero, que le mermaron en el Open de Australia y que posteriormente le mantuvieron fuera del circuito durante dos meses, hasta su regreso en Monte Carlo. Para un jugador que cumplió los 35 años durante el pasado Roland-Garros, es probable que la preparación ideal que en un primer momento se había marcado se viera truncada, teniendo que pensar una vez más en su estado físico antes de poder afrontar cualquier otro reto.

Djokovic-Nadal: El fin de un reinado en París

La campaña de tierra batida es la base del calendario del balear, que ha hecho un gran esfuerzo durante los dos últimos meses, en los que ha encadenado prácticamente ocho semanas sin dejar de competir, viniendo de un parón obligado por lesión. Si en Melbourne, su bagaje era de cinco partidos, después de caer en cuartos de final frente a Stefanos Tsitsipas, desde que arrancó en Monte Carlo, ha sumado 22 enfrentamientos, coronados con dos títulos, en Barcelona y Roma, llegando a cuartos en el Principado y el Mutua Madrid Open, y a semifinales en Roland-Garros, donde Djokovic se tomó la revancha de la final cedida frente al manacorí en el Foro Itálico.
Tenis
Nadal y la dolorosa recuperación de su lesión: “Voy a luchar para volver a hacerlo”
15/09/2021 A LAS 10:04
Precisamente este tipo de partidos, de gran tensión, duración e intensidad, han sido los que han causado un mayor desgaste físico al cuerpo de Nadal, más concretamente la final del Conde de Godó ante Tsitsipas, y los dos duelos ya citados anteriormente frente al número uno del mundo, que probablemente precipitaron la decisión de no jugar en Wimbledon y en los Juegos Olímpicos de Tokio en aproximadamente un mes.
Pero hay otro factor para tener en cuenta, el brusco cambio de superficie que nunca ha sentado bien al campeón español. De la tierra batida se pasa a la hierba en un cortísimo espacio de tiempo, y con los años, las rodillas del balear se han resentido cada vez más, disputando desde 2017 únicamente Wimbledon, como único torneo sobre el verde. A pesar de haber llegado a semifinales en las dos últimas ediciones celebradas en el All England Tennis Club londinense, en 2021 toca descanso, teniendo la mente puesta ya en agosto donde se disputarán los Masters 1.000 de Toronto y Cincinnati, además del US Open, donde estuvo ausente el curso pasado por la pandemia y el cambio de calendario.

Pasando Bolas: El análisis y las claves de la derrota de Nadal contra Djokovic

La necesidad de descanso de Nadal, a sus 35 años, nos dejará sin la posibilidad de verle luchar por su tercera medalla de oro olímpica, una individual en Pekín 2008 y una en dobles junto a Marc López en Río 2016, pero servirá para que pueda dedicar este espacio de tiempo para el descanso y la preparación física. Porque si hay algo que tiene muy claro su técnico, Carlos Moyà, y el mismo, el cuerpo de Rafa es el que manda.
Tenis
El Nadal más 'entrenador', así se ve a Rafa en el tráiler del documental de la Academia
07/09/2021 A LAS 10:39
US Open Masculino
Las barreras que rompió Alcaraz con su recital ante Tsitsipas
04/09/2021 A LAS 00:32