Reuters

Así lo vio Conchita

Así lo vio Conchita
Por Eurosport

El 09/06/2006 a las 20:47Actualizada

Conchita Martínez, nuestra comentarista estrella en París, analiza lo sucedido en las semifinales del cuadro masculino de Roland Garros que han deparado una final entre los cabeza de serie uno y dos, el suizo Roger Federer, y el español Rafa Nadal.

Roger Federer a David Nalbandian: 3-6, 6-4, 5-2 y abandono por lesión

El número uno mundial empezó el partido un poco lento, le costó más de lo normal coger el ritmo de juego. Por contra, Nalbandian se veía muy fuerte y empezó con muchas ganas. La lesión del argentino ha sido una pena aunque la verdad es que cuando se produjo, y con empate a uno, yo ya veía a Federer lanzado. Me dejó alucinada el tenis tan bonito que estaban haciendo. La gente estaba en la grada muy volcada con ambos tenistas. Pero, aunque quizás una semifinal de Grand Slam hubiese merecido algo más, me quedo con el espectáculo visto en el segundo set.

A estas alturas del partido la clase de Federer es innegable. Es impresionante lo que es capaz de hacer con la bola. Pero hoy, también hay que hablar bien de Nalbandian, llegar hasta una semifinal aquí, en Roland Garros, y plantar batalla al número uno... olé por el argentino. Como jugadora sé que siempre te da pena tener que retirarte y más en una ocasión como esta, pero está claro que el cordobés no se debía de ver bien y no le quedó otra opción.

Rafa Nadal a Ivan Ljubicic: 6-4, 6-2 y 7-6 (7)

Quizás se esperaba algo más de Ljubicic en un partido como este, pero jugando en tierra Rafa ha estado muy superior. Le ha sabido mantener por detrás de la línea de fondo y no le ha dejado jugar cómodo durante ningún momento del partido. Quizás se haya complicado el tercer set un poquito más, pero no se puede reprochar nada a su juego. Ljubicic le ha encontrado el punto a su saque y en los momentos claves se ha sabido apoyar muy bien en él.

Y si seguimos hablando de saques, y teniendo en cuenta que se supone que es el pero golpe de Rafa, o mejor dicho con el que menos daño hace, es justo decir que hoy ni se ha notado. Cuando ha necesitado meter primeros los ha metido y cuando ha necesitado un ace lo ha hecho. Ni recordar quiero esos dos servicios directos que clavó en el tie break del tercer set.

Rafa ha sabido mantener muy bien la presión porque no era nada fácil sacar siempre por debajo de marcador en la última manga. Ha mantenido la compostura perfecta y obtuvo la recompensa deseada. Poco más pudo hacer ya Ljubicic.

0
0