dpa

La fiabilidad contra la pegada

La fiabilidad contra la pegada
Por Eurosport

El 10/06/2006 a las 10:00Actualizada

La belga Justine Henin-Hardenne y la rusa Svetlana Kuznetsova disputan la final de Roland Garros, un partido en el que a buen seguro la garra será el condimento esencial para la consecución de un título, que en principio parece destinado a la belga.

Kuznetsova, a punto de cumplir 21 años, campeona del Abierto de Estados Unidos en 2004, no parece resignarse a este destino, y quiere impedir a toda costa que Henin gane su tercer Roland Garros, con lo que igualaría entre otras con la española Arantxa Sánchez Vicario, madrina y mentora de la jugadora rusa, que se entrena en la Academia Sánchez-Casal en Barcelona y que tiene al español Stefan Ortega como su entrenador.

La victoria de Kuznetsova ante la checa Nicole Vaidisova, después de que su rival estuviese con 5-4 y servicio en el segundo set para machacarla, ha incentivado la moral de "Sveta", que aunque sabe que su balance particular contra Henin, un pobrísimo 10-1, puede pesar en el partido, está dispuesta a dejarse la piel sobre la pista si es necesario.

La belga sólo ha perdido una vez, en la final de Doha del 2004, sobre superficie dura. En tierra se han enfrentado tres veces, con victoria siempre de Henin: final de Varsovia y octavos de Roland Garros en 2005, y cuartos de Berlín esta temporada.

Después de la exhibición de Henin ante su compatriota Kim Clijsters, Justine aparece en gran forma para defender su título con éxito. Ha demostrado que su revés está a la altura de las circunstancias y que su versatilidad es su mejor arma, frente al saque y la derecha de la rusa.

De ganar, Henin saltaría hasta el tercer lugar de la clasificación mundial, y eso es un factor añadido para la belga, ganadora en el 2003 y 2005, y que en el Abierto de Australia este año no pudo hacer frente, por un problema estomacal, a la francesa Amelie Mauresmo en la final.

0
0