El triunfo de Raducanu puso fin a 53 años de sequía británica en un torneo de Grand Slam femenino, tomando el testigo de Virginia Wade, ganadora del US Open en 1968, el primero disputado en la Era Open. Precisamente su antecesora vivía con orgullo el camino de su compatriota en Flushing Meadows, apoyándola desde la grada en su partido contra Leylah Fernandez.
Y es que Raducanu hace apenas unos meses transitaba por el puesto 338 del ranking de la WTA, sin imaginar lo que el destino le tenía preparado primero en Wimbledon y posteriormente el broche final en el torneo neoyorquino, encumbrándola a lo más alto. Tras alcanzar los octavos de final en Londres, subía hasta el 150, clasificación con la que desembarcaba en la gran manzana y que le llevaba a tener que disputar la fase previa, algo que no hizo en el verde del All England Tennis Club tras recibir una invitación.
Tenis
Emma Raducanu se convierte en embajadora e imagen de Dior
19/10/2021 A LAS 14:20
Pero si esa subida se antojaba fuera de toda normalidad, los 2.000 puntos recibidos por su título en Flushing Meadows la van a aupar al puesto número 23 con la próxima actualización de la clasificación mundial de la WTA, en la primera ocasión que rompe el top-100 en su carrera. Algo sencillamente fuera de toda lógica.
El análisis numérico del paso de Raducanu por el US Open no acaba aquí, después de convertirse en la primera tenista, hombre o mujer, en ganar un Grand Slam proveniente de la fase previa. No contenta con ello, en los diez partidos disputados en el complejo Billie Jean King, precisamente la mujer que perdió frente a Virginia Wade en 1968, no cedió ni un solo set, y solamente una rival fue capaz de ganarle cinco juegos en un mismo parcial, Mariam Bolkvadze, en la segunda ronda de la qualy.
En los siete partidos disputados en el cuadro principal, Raducanu solamente concedió un total de 34 juegos a sus rivales, superando todos y cada uno de los partidos que tuvo por delante con una facilidad y suficiencia impropia de una tenista sin apenas experiencia en el circuito femenino, siendo la mayor sorpresa de la temporada, y probablemente de la historia de Grand Slam.
Una irrupción meteórica dentro del mundo del tenis femenino que ha visto como el cuento de hadas de Emma Raducanu terminaba con el final soñado por todos, en un guion que hubiera firmado cualquier película nominada para los Oscar. Difícilmente se podrá ver algo similar en mucho tiempo y es que el paso de la británica por el US Open ha sido simple y llanamente, único.
WTA Cluj-Napoca
Emma Raducanu ficha al entrenador español Esteban Carril para instalarse en la élite del tenis
18/10/2021 A LAS 12:13
WTA Indian Wells
La lección aprendida de Raducanu: "Tengo 18 años y debo tener paciencia"
09/10/2021 A LAS 08:03