Diploma olímpico en tiro

Diploma olímpico en tiro

Diploma olímpico en tiro
Por EFE

El 17/08/2004 a las 12:30Actualizado

Isidro Lorenzo se ha clasificado octavo y último en la final de pistola libre desde 50 metros de tiro de los JJOO. El oro fue para el ruso Mijail Nestruev con 663,3 puntos, la plata para el surcoreano Jong Oh Jin con 661,5 y el bronce para el norcoreano J

ATENAS, 17 de agosto.- Lorenzo accedió por la mañana a la final al acabar quinto en las eliminatorias, en las que pasan los ocho mejores. El zamorano, de 46 años, logró 562 puntos en las clasificatorias, cinco menos que el primer clasificado, Jong Oh Jin, y cuatro más que su hasta entonces mejor marca personal

Isidro Lorenzo ha sido cuatro veces campeón de España de esta modalidad. A pesar de su veteranía, el español ha disputado en Atenas sus primeros Juegos Olímpicos.

No pudo llegar a la final el también español José Antonio Colado, que fue trigésimo cuarto en las clasificatorias con 542 puntos.

CABREO DE ISIDRO

El zamorano Isidro Lorenzo, que terminó en la octava plaza de la prueba de pistola de 50 metros de los Juegos Olímpicos de Atenas'04, reconoció al terminar la competición que se marchaba cabreado. "No puedo estar contento porque después de entrar quinto en la final no esperaba quedar tan abajo", manifestó en la zona mixta del pabellón del Complejo de Tiro Olímpico Markopoulo, a la que llegó casi con lágrimas en los ojos y de la que salió tratando de buscar el lado positivo a su octavo puesto final.

Lorenzo, quien prefirió tranquilizarse un rato antes de ir a ver a su mujer y a sus hijos que habían estado en la grada, explicó que sintió "muchísima presión" y tuvo "muchos nervios". El tirador nacido en Villadepera (Zamora) y afincado en Valladolid señaló que "la pistola no se paraba", "no esperaba hacerlo tan mal, pero bueno, entramos en la final y vamos a ver lo positivo".

"Terminar octavo ha sido mala leche", aseveró Lorenzo, instructor de tiro de la Policía, quien reconoció que con el trío que tenía por delante -el ruso Mikhail Nestruev (oro), el surcoreano Jong Oh Jin (plata) y el norcoreano Jong Su Kim (bronce)- sabía que las medallas iban a estar muy difíciles.

"Después del primer siete (en el segundo tiro de la final) y sobre todo del segundo (7'7 en el séptimo) la cosa estaba chunga. Es extraño, pero los tiros se iban a la derecha. No sé que ha pasado. Habré sido yo. Tenía muchos nervios, por supuesto, pero no para hacer dos sietes", comentó.

0
0