Suena a excusa pobre digna de escolares, pero en este caso la realidad superó a la ficción. El perro de Kimberly Rhode, un cachorro de cuatro meses descrito por su dueña como una "pesadilla con patas", estuvo a punto de dejar a la tiradora estadounidense sin la posibilidad de conseguir su quinta medalla olímpica al comerse su billete de avión con destino Londres.
El pánico se apoderó de Rhode, una veterana de los Juegos Olímpicos con cuatro preseas en su haber, cuando, a pocos días de embarcar hacia la capital británica, se percató de la travesura de su perro. Para más inri, su marido perdió el pasaporte, lo que implicaba que el sueño olímpico se desvanecía por momentos.
Finalmente su marido encontró el pasaporte perdido y la compañía aérea pudo generar un nuevo billete para la exitosa tiradora, que partirá como una de las favoritas al podio en tiro. En la rueda de prensa celebrada a su llegada a Londres, ya en tono irónico pasado el susto, Rhode prometió enseñar las fotos a quien no la creyera, consciente de lo surrealista de la situación.
Juegos Olímpicos
Serrano se queda a un tiro de la medalla de bronce
06/08/2012 A LAS 15:59
Más problemas con los vuelos
No es la primera vez que Rhode tiene problemas a la hora de tomar vuelos. En su plan de entrenamientos previos a los JJOO aparecía una pequeña estancia en Copenhague, pero su primer vuelo, que tenía que hacer escala en Newark, no llegó a despegar. La estadounidense opta por tomarse todos estos inconvenientes con humor y centrarse ya en el aspecto puramente competitivo.
Juegos Olímpicos
Jesús Serrano acaba quinto en la final de foso olímpico
06/08/2012 A LAS 15:42