Quedó en tercera posición el pasado mes de julio en el Campeonato de España de Wakeboard disputado en las aguas del Tapón de San Jerónimo (Sevilla), un puesto que llama la atención si se tiene en cuenta que Andrés Araya (Vigo, 1982) sólo lleva seis años practicando wakeboard. "Comencé a los 20 años. Al principio era una forma de mantenerme ocupado mientras no había nieve, algo secundario comparado con el snowboard, pero cuando llevaba un par de años haciendo 'wake' decidí cambiar las frías tierras de Andorra por la siempre soleada Florida".
Su ascensión en el circuito se entiende cuando desvela que lleva desde los 6 años subido a "todo tipo de tablas: de skate, de surf, de snowboard". "Por eso se me dio bien, creo yo. Además, desde mi primer día he entrenado siempre con un profesional a mi lado, Abel Bugarin quien me ha ayudado muchísimo".
Andrés se sintió atraído por el wakeboard desde el principio. "Empecé a ir a ver campeonatos, luego comencé a competir porque uno de mis mejores amigos, Abel Bugarin, participaba en ellos. Al volver de Orlando (Florida) mi nivel había subido considerablemente y empecé más en serio con la competición. Ese año conseguí el subcampeonato de España".
Orlando es conocido como la 'meca del wakeboard' y aunque Andrés ha competido "poco" en EEUU, aprendió muchísimo cuando entrenaba allí, y le encantaría regresar. "Convives con los mejores 'riders' del mundo, todos concentrados en una ciudad, y ves cómo van evolucionando y cómo evoluciona el propio deporte. Es fantástico".
Le apasiona lo que hace y consigue llegar a los más alto gracias al esfuerzo y a algún que otro 'empujoncito'. "La clave para ser un buen 'rider' es la perseverancia y tener amigos que disfruten de este deporte tanto como tú para motivaros unos a otros. Este deporte es todo práctica. ¡Cuantas más horas le dediques mejor!". Por eso nunca descuida su entrenamiento. "Corro y hago pesas todo el año. También hago todo el wakeboard que puedo en cable y en barco. Cuanto más mejor".
El objetivo del wakeboard es conseguir realizar todo tipo de trucos. El que mejor se le da a Andrés es el 'heelside mute 540º'. "El que no me acaba de salir, y llevo ya más de un año intentando, es el 'crowmobe', un mortal hacia delante con 360º de rotación". No obstante, con lo que más disfruta es con las rotaciones. "Pasarse el palonier por detrás de la espalda lo más rápidamente posible. Me encanta".
Un mes sin caminar por una mala caída
Pero no todo es diversión. Las caídas de 'wake', además de muy dolorosas, pueden tener mucho peligro y Andrés ha tenido la mala suerte de experimentarlo. Fue en un campeonato en Sevilla donde le sucedió lo que él mismo califica como "una de las peores experiencias" de su vida. "Era un evento con piscinas a diferentes alturas en medio de la ciudad. Una de las piscinas estaba separada y mal colocada, sin protección alguna. Se me rompió la cuerda del palonier y me caí de espaldas hacia abajo desde una distancia de 3 metros".
Andrés se golpeó en la columna vertebral a la altura de los riñones con uno de los hierros que formaban la piscina. "Era como una barandilla y la partí con la espalda. Durante 10 segundos creí que me había quedado paralítico. Se me hicieron eternos. Estuve un mes sentado sin caminar".
Al final todo quedó en un susto y Andrés sigue compitiendo. Sabe que a veces lo más duro de los golpes no son las lesiones físicas, sino las psicológicas. Por eso cada deportista tiene sus trucos para poder superar los 'bloqueos'. "Yo personalmente, nada más caerme en un truco vuelvo a intentarlo para perderle el miedo. Sé que si no lo intento otra vez no lo volveré a intentar jamás".
También es productor, fotógrafo y director de una revista
Aunque es uno de los mejores riders de España, el 'wake' no es la única ocupación de este joven vigués, que es consciente de que en España "es muy difícil vivir de esto". Por eso tiene sus propios proyectos: es propietario de la revista '313 Wakeboard'; de una productora especializada en deportes extremos 'Golden Productions'; es fotógrafo; y además da clases de wake en la escuela 'Wake 2 Wake'.
Negocios que le han llegado a raíz de su carrera como 'rider'. "Al dedicar mi vida plenamente a este tipo de deportes, todo lo que hago está relacionado. La revista es de wakeboard porque al pasarme la vida subido a un barco es fácil hacer reportajes, entrevistas, viajes, dar clases. La productora se dedica sobre todo a vídeos de deportes extremos. Además acabamos de abrir una tienda virtual www.riding.es. Sin duda de este deporte no se puede vivir como 'rider' pero puedes hacer buenos contactos que nunca sabes por donde te pueden ayudar".
No ocurriría lo mismo si viviera en EEUU donde todo son facilidades. "Las ventajas de entrenar en EEUU son todas: más barato, mejores profesores, mejores lugares, wakeparks, cables, sitios con camas elásticas donde te enseñan a hacer los trucos. Inconvenientes, ninguno".
Tanto el esquí acuático como el wakeboard tienen una gran popularidad en Norteamérica, una realidad de la que España aún está muy lejos. "El mercado todavía es muy pequeño y no mueve el suficiente dinero para que los sponsors te puedan ayudar con grandes sumas. Las marcas de barcas son las que mas nos ayudan, en mi caso 'Moomba'".
Se queda con Orlando
Andrés tiene claros sus objetivos para este año: "mejorar mi tercer lugar en el Campeonato de España, y así clasificarme para los mundiales de Corea. También quiero grabar mucho y sacar fotos para las revistas". Ha competido en España, Portugal, Bélgica, Francia, Qatar, Sudáfrica y EEUU, y tiene claro cuál es el lugar con el que se queda: Orlando. "No porque sea muy bonito ni el mejor sitio para hacer 'wake', sino porque fui muy feliz viviendo allí, con mi novia y con mis amigos en una bonita casa al lado de un lago, con una única preocupación que era esquiar más de cuatro horas al día".
Cuando no está haciendo 'wake' o trabajando en sus proyectos, le gusta bucear, estar con sus amigos, ver vídeos, y practicar otros deportes como el surf, el snowboard o el baloncesto. Sabe que el futuro es incierto pero ya tiene una idea de cómo podría ser el suyo. "Supongo que con mujer e hijos, practicando deportes de deslizamiento de por vida, trabajando en mis empresas y proyectos, pero siempre relacionados con este mundillo, y espero que viajando mucho como hasta ahora".