Getty Images

De acabar último y penando a ser octavo, la gran actuación de Siskevius un año después en Roubaix

De acabar último y penando a ser octavo, la gran actuación de Siskevius un año después en Roubaix

El 14/04/2019 a las 19:06

Buzz

Evaldas Siskevicius es el ganador moral de esta París-Roubaix 2019. El campeón fue el belga Philippe Gilbert, pero el ciclista lituano acabó en una más que meritoria octava posición final tras vivir un calvario hace un año. Se resistió a abandonar y su terquedad hizo que acabara y fuera repescado por la organización cuando las puertas del velódromo ya estaban cerradas.

Su heroicidad tuvo premio en 2018, pero su calidad como ciclista y preparar muy bien esta carrera ha tenido un premio todavía mejor un año después: fue octavo en meta y logró un top ten en la París-Roubaix, algo de lo que muy pocos pueden presumir.

El ciclista del Delko-Marsella, un modesto equipo francés, aguantó a rueda del grupo perseguidor, no sufrió percances ni averías y esta vez resistió por un objetivo real: llegar entre los mejores y no penando como justo hace un año.

En 2018 a todavía 40 kilómetros de meta le advirtieron de que Sagan ya había ganado la carrera y le invitaron a bajarse de la bici, pero tal y como dijo “por mis pelot…” quiso terminar la carrera. Y terminó.

Tuvo que repasarse sus propios pinchazos porque estaba completamente abandonado a su suerte. Esto dijo tras aquella aventura: "No me gusta renunciar ni a la bicicleta ni a otras cosas en la vida, ni quería rendirme por respeto a la organización. La París-Roubaix es un monumento que debes honrar. Llegué al velódromo y la organización ya había cerrado la puerta pero fueron comprensivos y me dejaron entrar para dar la vuelta y media a la pista".

Video - París-Roubaix 2019: La victoria monumental de Philippe Gilbert

02:36

Video - París-Roubaix 2019: La aventura del africano Areruya acabó con una avería de su bici

00:33
0
0