Getty Images

Divorcio total Isco-Bernabéu: El jugador respondió con malas formas a la grada

Divorcio total Isco-Bernabéu: El jugador respondió con malas formas a la grada
Por Eurosport

El 12/12/2018 a las 20:18Actualizado El 14/12/2018 a las 16:29

El Real Madrid perdía 0-2 contra el CSKA de Moscú y en el minuto 55 de partido, Isco Alarcón no acertó a marcar una ocasión tras recortar al central ruso y tener al portero rival casi batido. Su tiro mordido no entró y el Bernabéu le reprochó ese fallo. El malagueño se levantó del suelo y dirigiéndose a la grada, dijo entre dientes: “¿Qué queréis?”

Isco era uno de los protegidos del público del Santiago Bernabéu, pero su bajón de juego en esta era Solari y el hecho de que un rival menor como el CSKA ganara con comodidad irritó en exceso a la parroquia blanca. Tanto que no dudaron en silbar al malagueño por fallar una ocasión de gol y posteriormente en cada acción en la que no acertaba.

El divorcio entre el jugador y la grada quedó de manifiesto en ese minuto 55 de partido , cuando tras fallar una clara ocasión de gol recibió silbidos. Isco se dirigió al respetable espetando un “¿qué queréis?”

Durante los siguientes minutos recibió más silbidos en cada balón que no acertó a pasar bien. Es evidente que Isco ha perdido con este gesto el trato de favor que tenía del público madridista.

Butragueño le defiende

El director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, Emilio Butragueño, rechazó que el centrocampista Isco Alarcón se encarara con el público y, en cualquier caso, destacó que "pitar a un jugador" debilita al equipo.

"No he visto el gesto. Intuyo que reclama córner. Dicho esto es muy importante que estemos unidos. Todo lo que conseguimos es con la grada, el vestuario y el club. Pitar a un jugador nos debilita y ayuda al contrario y sobre todo cuando la situación es adversa", recalcó a Movistar Plus Butragueño.

¿Quién tiene la culpa del ridículo del Real Madrid ante el CSKA?

Encuesta
4099 Votos
Los jugadores
Solari
Florentino por la mala planificación
Nadie, el partido era intrascendente
0
0