Ficha técnica

0 - Salzburgo: Stankovic; Kristensen, Ramalho, Wober, Ulmer; Junuzovic; Mwepu (Sucic, m. 89), Berisha, Szoboszlai; Daka (Okafor, m. 73), Koita (Adeyemi, m. 79).

La Liga
Mario Hermoso da con la clave: "Siempre pensamos en ganar"
HACE 16 HORAS

2 - Atlético de Madrid: Oblak; Savic, Felipe, Hermoso; Trippier, Marcos Llorente (Lodi, m. 91), Saúl (Herrera, m. 65), Koke, Carrasco (Lemar, m. 89); Joao Félix (Torreira, m. 89), Luis Suárez (Correa, m. 65).

Goles: 0-1, m. 39: Hermoso. 0-2, m. 86: Carrasco.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó al entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, en el minuto 41, y a los visitantes Mario Hermoso (m. 46+) y Stefan Savic (m. 60).

Incidencias: partido correspondiente a la sexta y última jornada del grupo A de la Liga de Campeones, disputado en el Red Bull Arena de Salzburgo, sin público.

Primera parte

Un partido de alto nivel era lo previsible en el Red Bull Arena. Y no se tardó mucho en sentirlo sobre el terreno de juego. El Salzburgo salió de manera eléctrica, buscando el gol desde el primer instante. Las combinaciones de Daka, Berisha y Koita hacían estragos en la defensa rojiblanca, a la que le empezaron cogiendo la espalda desde el pitido inicial.

Berisha fue el primero en poner los pelos de punta sobre el césped, su tiro golpeó en el palo ante la incredulidad de Oblak, que veía como no podía hacer nada. El esloveno tuvo que intervenir un par de veces más en las jugadas del conjunto austriaco. El partido parecía decantado para el Salzburgo, sabedor de que la victoria les metía en la siguiente fase.

Sin embargo, el paso de los minutos favorecía al Atleti. Los del ‘Cholo’ parecían asentarse en el terreno de juego con el paso del tiempo. Llorente lo tuvo cerca con un disparo que marchó rozando el poste de Stankovic. Volvió a la carga el conjunto de Jesse Marsch con salidas al contragolpe, pero ninguna tuvo premio. No estaban inspirados sus delanteros. Pero el Atlético, que sabe de que va esto, iba creciendo poco a poco.

Y llegó el premio por insistencia de Joao Félix. El portugués provocó una peligrosa falta a favor de los colchoneros y jugadas así suelen ser aprovechadas por este equipo. Carrasco la puso de manera extraordinaria y Mario Hermoso se encargó de poner por delante a su equipo.

Alivio para el equipo español, que lo había pasado muy mal en los primeros compases, aunque antes del descanso hubo algún que otro susto para los rojiblancos. Ventaja al final del primer tiempo, partido de lucha continua que dejaba una clasificación momentánea.

Segunda parte

Se inició la segunda parte de la misma manera que la primera. Primero la tuvo Kristensen, que, tras revolverse en el área, la puso cerca del poste. De manera consecutiva, Szoboszlai tuvo la ocasión más clara hasta ese momento. Espléndida combinación entre Berisha y el joven talento húngaro para superar a la defensa rival pero su disparo acabó fuera de manera incomprensible.

Se sucedían las llegadas de los austriacos, Daka era el protagonista, pero sin conseguir transformar los balones que le llegaban a sus pies. No tuvo fortuna el zambiano. No estaba siendo un partido cómodo para el Atlético, que solo sacaba ventaja en el marcador, una mina de oro para sus intereses.

Simeone, ante el dominio al que estaban sometidos, quiso mover el banquillo y buscar soluciones. Se fueron Saúl y Luis Suárez, muy grises y enfadados tras las sustituiciones, y entraron Herrera y Correa. Unos cambios para controlar algo más el centro del campo, aumentar esfuerzos y buscar velocidad arriba. El Salzburgo poco a poco empezaba a perder gasolina.

El ritmo de los austriacos había sido tremendo durante todo el partido y en algún momento tenía que empezar a pasar factura. Cada vez era más fácil para el Atlético defender y cortar los balones. Los colchoneros iban cerrando sus espacios, buscaban salir al contragolpe y veían como su rival se empezaba a quedar sin ideas. Una situación que no era nueva para los españoles, se empezaban a sentir cómodos en el terreno de juego. Eso sí, Mwepu metió el miedo en el cuerpo tras un durísimo zapatazo a la madera. Buscó la solución desde fuera y casi la encuentra. Jesse Marsch cambio a su dupla delantera de cara al final del partido y dio entrada a Okafor y Ademani.

Joao Felix tuvo en sus botas la sentencia a diez minutos del final, únicamente la mano de Stankovic evitó el tanto del equipo rojiblanco. Paradón del portero. No iba a perdonar Carrasco en la siguiente jugada. Pilló el Atlético la espalda del Salzburgo, que estaba ya volcado, y Correa puso un centro magistral a Carrasco. Solo tuvo que poner el interior el belga para meterla entre los tres palos. Sentenciaba el partido a falta de pocos minutos. Victoria trabajada, sudada y merecida para el equipo del Cholo Simeone. Su triunfo les dejaba el bombo de la siguiente ronda, una clasificación que reflejó la manera de sufrir del conjunto colchonero y que sabe muy bien.

El VAR

No tuvo que intervenir. Partido muy plácido para el árbitro y sin acciones donde tuviese que cambiar el criterio de Anthony Taylor.

¿Te gusta el Atlético de Madrid? Lee más historias de actualidad rojiblanca en Somos Atleti

Fútbol
Última hora del fútbol: Nacho da positivo por covid-19
HACE 17 HORAS
La Liga
Luis Suárez domina: el negocio del año y la chapuza del siglo
HACE 17 HORAS