El nueve veces campeón del mundo de rallyes, Sébastien Loeb, pagó caro su mala salida y cayó del tercer al séptimo lugar, siendo superado por los cuatro coches de Honda. El héroe local Norbert Michelisz, que había tenido una sesión de calificación difícil ayer, utilizó su talento para subir del undécimo al sexto lugar en tres curvas.
Las ocho primeras posiciones se mantuvieron igual durante toda la carrera, con las luchas de posición en la parte trasera. A mitad de la carrera, los LADA tuvieron problemas y tanto Rob Huff como James Thompson fueron superados por los Chevrolet de Gianni Morbidelli y Hugo Valente.
En la clase TC2T, el equipo Liqui Moly Engstler logró también otro doblete, aunque esta vez el 'aprendiz'" Pasquale Di Sabatino terminó por delante del jefe del equipo, Franz Engstler.